HappyApple-huerto-urbano.jpg

HUERTO URBANO

¿Cómo empezar?

Tendrás que seguir unos pasos y sobre todo, disfrutar de todos estos procesos.
* Orientación:
Primer dato a conocer y por consiguiente la incidencia lumínica, en la que se va a situar el huerto, la idónea es sur / sureste pero si nuestro espacio está ubicado al Norte no significa que no podamos cultivar, pero sí que ciertos cultivos no se desarrollarán de forma óptima, como el cultivo estrella del verano, los tomates, o los pimientos.
En cambio, sí podremos plantar cultivos de hoja, como lechugas o rúcula, y hierbas aromáticas como perejil, albahaca o cilantro.
Si tu terraza está cerrada con acristalamientos, entonces una vez que instales tu huerto, podrás tenerlo a pleno rendimiento todo el año gracias al efecto invernadero y podrás disfrutar del desarrollo de hortalizas que no se suelen dar con facilidad en estas temporadas.
* Recipientes:
Las mesas de cultivo resultan muy prácticas: al no estar en contacto con el suelo, se airean y el sustrato no se recalienta. Pero si no tienes una terraza muy grande y acabas de empezar en esto de la horticultura mejor iníciate a base de macetas.
Hay cultivos que necesitan un espacio propio como tomates, pimientos, berenjenas, judías y guisantes, plantas con raíces profundas que se adaptan perfectamente a macetas que tengan un mínimo de 16 litros.
Para las lechugas, que tienen raíces pequeñas y superficiales, podrás utilizar macetas de 2 litros.
* Tierra o substrato
La preferida en tu huerto urbano es una tierra especial para el cultivo. La mezcla más recomendada es 40% de humus de lombriz y 60% de fibra de coco. Más adelante utilizaremos un tipo de tierra que tendrá más o menos nutrientes en función de lo que plantes.