¿Qué sabemos del IMC?

Actualizado: 4 ene

El cálculo del Indice Masa Corporal (IMC) nos ayudará a conocer si tenemos sobrepeso u obesidad y así poder alcanzar nuestro peso ideal.


Para evitar los problemas de salud relacionados con la falta o exceso de peso, es conveniente mantenerse dentro de unos valores saludables y el IMC proporciona una guía fácil y rápida para identificar estos valores.

Mediante un sencillo cálculo utilizando la altura de una persona y su peso, puede darse un margen orientativo del peso ideal de esa persona, además de identificar si existe una desviación, con respecto a la norma, que pueda resultar patológica o peligrosa.


¿Pero cómo se calcula?

La sencillez de cálculo del IMC es una de las características que más facilita su implementación y explica su uso tan extendido: consiste en dividir el peso (calculado en kilos), entre la altura de la persona en metros elevada al cuadrado.

La fórmula sería la siguiente: kg/m^2


Tomemos como ejemplo a una mujer adulta de 1,70 m de altura y un peso de 65 kilos: 65/1,70^2 = 22,5


Pero no se tiene en cuenta la musculatura, por lo que es recomendable siempre utilizar esta herramienta de forma consciente: en caso de duda, una consulta con profesionales de la salud.


¿Qué indica ese resultado?

Este indicador es como orientación, cada valor del IMC se sitúa en una escala que indica el estado físico de la persona, que va desde el infrapeso hasta la obesidad mórbida:

  • Los valores inferiores a 18,5 se consideran infrapeso

  • Los valores comprendidos entre 18,5 y 24,9 representan a una persona que está en su peso ideal

  • Entre el 25 y el 30 hay cierto margen que dependerá de cada tipo de cuerpo, por lo que podría ser o no indicador de un ligero sobrepeso

  • Los valores superiores al 30 se consideran obesidad, que se subdivide en tipo I (30,0 a 34,9), tipo II (35,0 a 39,9) y tipo III (40,00 0 más), según su gravedad





16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo